Salsa de yogur

Todas las salsa de yogur para ensaladas

Pollo con salsa de yogur

Pollo con salsa de yogur

El pollo es uno de esos alimentos a los que podemos denominar como productos comodín, dado que es un plato que gusta prácticamente a todo el mundo y se puede comer de muchas formas diferentes, solo, guisado, empanado, en ensalada o como guarnición, aunque en este caso tiene un papel protagonista.

Os vamos a dar la receta de pechuga de pollo con salsa de yogur a la lima, un plato delicioso, muy fácil de hacer, bastante equilibrado y con un toque ácido que aumenta el sabor del pollo.

Para su elaboración necesitaréis estos ingredientes:

  • Una pechuga de pollo grande o dos medianas.
  • 150 mililitros de vino blanco (de mesa)
  • 300 mililitros de caldo de pollo.
  • 3 yogures griegos.
  • 1 lima grande o dos medianas.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 2 dientes de ajo.
  • Una hoja de laurel
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Modo de elaboración

Pondremos a calentar un chorro de aceite de oliva en una cazuela a fuego medio y mientras calienta, limpiaremos la pechuga de cualquier resto de grasa que pudiera tener y le haremos una serie de incisiones en la piel, por donde exprimiremos la lima.

Salpimentaremos la pechuga o pechugas al gusto y las pondremos en el aceite hasta que esté dorado, procurando darle vueltas para que no se queme. Cuando esté dorado le echaremos el vino blanco y lo0 llevaremos todo a ebullición.

En ese momento habrá perdido el alcohol y es cuando incorporaremos el caldo de pollo y la hoja de laurel y lo dejaremos hacerse a fuego suave durante 20 minutos, dando vueltas a las pechugas cada poco tiempo, para que se hagan correctamente por todos lados.

Mientras se hace podemos preparar la salsa de yogur y echaremos los yogures en el vaso de la batidora, los dientes de ajo, un buen chorro de lima, una hierba que nos guste y lo salpimentaremos. Batiremos bien hasta conseguir una mezcla homogénea y ya estará listo.

Ahora solo hay que emplatar la pechuga, cubrirla con la salsa de yogur, acompañarla de la guarnición que queramos y decorar el pollo con una o dos rodajas de lima.

<>Consejos

El plato puede servirse solo o bien guarnicionado con unas patatas fritas, arroz blanco o una ensalada, como se ve en la fotografía. En cuanto al caldo de pollo siempre será mejor que sea casero aunque en caso de no tenerlo siempre podremos utilizar un buen caldo de pollo que se venda envasado.